Apuntes e ideas que van mostrando el camino como una pequeña linterna

  • » | El principio común: La Energía (I) (+ info)
  • » | El principio común: La Energía (II) (+ info)
  • » | Las necesidades básicas del ser humano (I) (+ info)
  • » | Las necesidades básicas del ser humano (II) (+ info)
  • » | Háblale a tus células (+ info)
  • » | Quinta dimensión (+ info)
  • » | ¡¡Despertate!! (+ info)
  • » | La Realidad, espejo de mis pensamientos (+ info)
 

El principio común: La Energía (I)

En la creación todo lo que podemos ver, tocar, oír, oler o gustar, es energía y proviene de la misma fuente. El pensamiento es una energía. No se sabe por qué onda se desplaza, pero es la emisión más veloz que se conoce.

La bioenergía pone en funcionamiento nuestro organismo, cada órgano, cada glándula. Cuando la energía que llega no es la necesaria, ya sea por escasa o por excesiva, nuestros órganos no trabajan bien. El equilibrio electroquímico se altera y aparecen los síntomas de enfermedad.

Los distintos centros de energía de nuestro cuerpo deben tener en equilibrio sus cargas y éstas deben ser “positivas” ya que, de lo contrario no nos sentimos bien y, de continuar la situación, aparecerá la enfermedad.

La Bioenergía estudia cada uno de estos centros, vórtices o chakras para distinguir a cuál pertenecen las distintas emociones, y así poder relacionar malestar, enfermedad, chakra, emoción y el pensamiento por ella generado.

Lo más difícil de la formación en las técnicas de manejo de la energía vital, no son las técnicas en si sino la evolución personal por la que hay que pasar para estar preparado para aprenderlas.

Es un viaje interno para descubrir a ese ser único y maravilloso que llevamos dentro. Para lograrlo necesitamos trabajar haciendo ecología interna: así como cuidamos el planeta tratando de no contaminar, vigilaremos nuestros pensamientos para no contaminar nuestro mundo interior.

“Somos responsables por todo lo que sucede en este mundo. Somos los Guerreros de la Luz. Con la fuerza de nuestro amor, de nuestra voluntad, podemos cambiar nuestro destino y el destino de mucha gente.”

Paulo Coelho

Todo lo que hacemos, pensamos o sentimos afecta el orden cósmico, todo lo que emana de nosotros activa una situación futura que es producto o consecuencia de la circunstancia que la creó.

Nos enfrentaremos a los frutos de nuestras acciones para así aprender de las experiencias vividas y progresar espiritualmente. El primer paso será volver la vista hacia nosotros mismos, cuidar la salud física y mental así como las relaciones con el medio y las personas que nos rodean.

>> Volver

 

El principio común: La Energía (II)

La atención es energía. Todo aquello sobre lo que ponemos atención, se agranda. Por este motivo es tan importante que nuestros pensamientos no estén en el pasado ni en el futuro solo como distracción, ya que estamos empleando mal una cantidad importante de nuestra energía. Debemos concentrarnos en el presente, en lo que estamos haciendo en este preciso momento.

>El pasado nos sirve como experiencia, como aprendizaje, para no volver a repetir nuestros errores o para volver a utilizar los métodos que nos fueron útiles. No nos sirve si nos enganchamos en recuerdos dolorosos, en quejas o lamentaciones de lo que salió mal o nos produjo dolor. Esto provoca, además, una gran pérdida de energía afectando nuestro equilibrio y nuestra salud.

Al futuro hay que planearlo, pensar en cómo queremos que sea nuestra vida en los próximos días, semanas, meses o años para que nuestras acciones vayan dirigidas hacia el destino elegido. Debemos poner energía a las imágenes de ese futuro y el Universo nos dará esa realidad. No nos sirven las preocupaciones ni el temor al futuro. Ocuparse y no preocuparse.

En el presente es donde tengo poder sobre mi vida, cada instante ha de ser vivido con atención en él, en el cuerpo, en lo que hacemos, en las ideas que aparecen, en los encuentros y coincidencias ya que en cada una de estas cosas está la clave para encontrar nuestra felicidad, nuestra misión en la vida.

“Lo destacable es que cada día tenemos la oportunidad de elegir qué actitud tomaremos para enfrentarlo. No podemos cambiar nuestro pasado... tampoco podemos cambiar lo inevitable. Lo único que podemos hacer es utilizar el instrumento que tenemos más a mano, y ese es nuestra actitud. Estoy convencido de que mi vida depende en un 10 % de las cosas que me suceden, pero el 90 % restante depende de cómo reacciono frente a ellas

Charles Swindoll

“... como reacciono frente a ellas”. Significa cuáles son mis pensamientos, qué sentimientos me generan y qué cosas me llevan a hacer.

ATENCION: poner la energía en lo que estoy haciendo.

INTENCION: elijo el resultado que quiero obtener para lo que estoy haciendo.

>> Volver

 

Las necesidades básicas del ser humano (I)

En realidad tenemos muy pocas necesidades reales: aire, agua, alimento, abrigo, techo y afecto. Si en la infancia recibimos cantidades adecuadas de todo esto, aparecerán en la adolescencia la necesidad del encuentro sexual y de libertad personal o independencia.

La sensación de satisfacción y bienestar se relaciona directamente con una buena relación con nosotros mismos, una buena autovaloración y buenas relaciones interpersonales. La alegría de vivir, la pasión por las tareas que desarrollamos y el bienestar en general están todas relacionadas con la aceptación, la tolerancia, la capacidad de perdón y el sentimiento de merecimiento, en una palabra, del amor que podamos sentir por nosotros mismos.

Pero ¿qué hacer si no recibimos ese “alimento” en nuestra infancia? ¿Podemos encontrar algún sustituto para llenar esos vacíos de nuestra formación? La respuesta se encuentra dentro de nosotros ya que solo es necesario trabajar para conocernos: descubrir nuestras capacidades y valores, descubrir quiénes somos, qué queremos en el momento de elegir algo (sin que interfiera la idea de satisfacer a otros en la elección), saber que somos dignos de ser amados por el solo hecho de haber sido creados, saber que la más importante misión que tenemos es encontrar lo que nos da sensación de plenitud.

Es fundamental saber que tenemos un aliado incondicional en esta tarea: nuestro Yo adulto. Si prestamos atención a nuestros estados de ánimo podemos descubrir que tenemos distintas “personas” dentro, según las circunstancias y el momento: hay un adulto y un niño, como mínimo. Es el niño el que aparece cuando estamos tristes e insatisfechos y es el adulto el que sabe y puede ayudarlo: puede consolarlo, mimarlo, aconsejarlo, tenerle mucha paciencia y darle tiempo, lo único que necesita es saber cómo hacerlo. Si tiene la experiencia de criar y educar niños a los que ama, ya sabe como actuar con su niño interior, es igual. Un adulto maduro obtiene el máximo placer al poder nutrir afectivamente a otros, cuanto más si ese otro es parte de si mismo.

Es básico poder diferenciar AUTOESTIMA de NARCISISMO.

>> Volver

 

Las necesidades básicas del ser humano (II)

Cuando nuestra autoestima es buena somos capaces de sentir amor incondicional, de aceptar distintas ideas sin necesidad de convencer al otro de las nuestras, no pretendemos “ganarle” en una discusión y no tememos aceptar haber cometido un error. La convivencia es sencilla ya que no buscamos cambiar al otro para disfrutar de su compañía y de la vida.

En el narcisismo todo pasa por nosotros, todo lo que los demás hacen nos afecta, nuestra satisfacción depende del “afuera”, somos incapaces de amar incondicionalmente, esperamos que nos den todo, que adivinen, que nos den la razón. La insatisfacción es permanente.

EL CONTROL INTERNO: Los controles internos son el camino hacia el Poder Personal. Generalmente el “darse cuenta” aparece en las etapas de la vida en las que descubrimos que los hechos externos (metas, logros, relaciones, etc.) suelen ser fuente de insatisfacción permanente. Esto suele conducirnos a una crisis existencial que tendremos que elaborar y se convierte en el “disparador” para ayudarnos a resolver nuestros conflictos y reemplazar las expectativas por lo externo por la conquista de nuestra seguridad y paz interiores.

“El logro del control interno es poco probable en aquellas personas que no comparten las creencias primordiales de la humanidad” (Karl Jung). Podemos resumir estas creencias en:
* Creencia en la existencia de un Poder Universal.
* Creencia en la vida después de la muerte.
* Creencia en la necesidad de un Código de Honor:
  # Dar valor a los otros y a uno mismo.
  # Ponerse metas significativas.
  # Servir y sentirse completo en uno mismo.
  # Escuchar a su corazón, a su intuición para así desarrollar todo su potencial.

Tengo un cuerpo, tengo una mente, tengo emociones y se que soy más que mi cuerpo, mi mente y mis emociones. Soy un centro de conciencia, un centro de voluntad. Soy un ser sabio, magnífico y amoroso. Puedo sentir la luz de mi verdadero ser.

>> Volver

 

Háblale a tus células

Si acaso mi amigo tu salud flaquea,
háblale a tus células con toda emoción.
Pídeles que cumplan bien con su tarea
y que restablezcan su óptima función.

Dirígete a ellas de forma serena…
y con la inflexión que mejor te cuadre,
con el tono dulce de una madre buena…
y con la firmeza con que habla un padre,

Pero siempre hazlo de manera suave,
como si le hablaras al ser más querido…
porque en el amor reside la clave
para que el mensaje sea correspondido…

Y diles las frases que surjan de adentro,
las que más te nazcan de tu corazón:
“Vuelvan mis amadas a su justo centro.
Recobren ya mismo su alta perfección,

Restauren ahora la exacta plantilla
de vuestro perfecto diseño inicial…
Recuperen niñas la luz que más brilla
la de vuestra impronta completa y cabal.

Las amo pequeñas y les agradezco….
que aquí, en este instante reciban mi amor,
y que restablezcan lo que me merezco:
que mi ser recobre todo su esplendor!”

Cuando se sostiene con suave insistencia,
ese sentimiento de alta apreciación,
creas un efecto llamado “coherencia”
en el magnetismo de tu corazón.

Y como ese campo se halla conectado
con el vibratorio campo universal,
nos responde siempre si le hemos hablado
con su propio idioma: el emocional.

Ellas, de ese modo, “captan” su mensaje
perciben “la carga” que lleva tu acento…
y vibran felices de darle hospedaje
al amor que envías con tu pensamiento.

Y así, agradecidas de que al fin les hables,
con tanta ternura, con tanta atención,
responden veloces a tu trato amable
apurando el curso de tu curación.

¡Háblales amigo con genuino afecto:
y mientras les hablas siéntete sanado,
saludable, fuerte, vital y perfecto…
con tu cuerpo entero todo iluminado!

¡Haz que ese cariño se torne ostensible,
haz que lo transmita tu tono de voz…
y te darás cuenta que no hay imposibles
para aquel que asuma…
…que es parte de Dios!

Jorge Oyhanarte
www.poesiadelanuevaenergia.com

>> Volver

 

Quinta dimensión

Los seres humanos integran muchas realidades, estamos atravesando un proceso que nos llevará a conseguir nuestra maestría y nos permitirá ver lúcidamente los diferentes mundos que integramos.

Por una parte de nuestras vidas vivimos nuestra cotidianidad, el trabajo, las tareas del hogar, compromisos, la familia, y todas las responsabilidades que de una tercera dimensión, que está en transformación desde hace 20 o 30 años atrás.

Nuestra esencia es superior, divina y estamos viajando a una quinta dimensión pasando por una cuarta que nos sirve de puente, para llegar a ella.

En la quinta dimensión todo lo que pensamos se manifiesta instantáneamente, de manera que una persona que no tiene limpieza perfecta de alma y de pensamientos, crearía un caos total, para ella y los demás. Entonces, haber estado aquí es necesario para llevar a cabo toda esta limpieza de purificación, que se está recibiendo y está llegando a toda vida en el planeta, para llegar al destino final que por ahora es la quinta dimensión, llegar con un alto grado de pureza a la dimensión de la manifestación inmediata.

Tú podrás en esa dimensión crear tu propia vivienda, la ropa que usaras, tú situación y tú realidad dentro de las leyes del amor y de la luz algo que ya se vive en" SHAMBALA" en Tibet. Una región muy especial que está oculta, a los ojos de los hombres que no hayan logrado la pureza de corazón.

La quinta dimensión está creada para vivir al unísono con nuestro DIVINO CREADOR. Para muchos, esto es una utopía o producto de una mente afiebrada. Más sin embargo, ya son muchas las almas que han hecho el cambio y viven como si estuvieran en la quinta, ya son limpias de alma y tienen luz, sus intenciones son puras y rectas, equilibradas, no albergan maldad en sus corazones, viven en armonía con la naturaleza y su bien último es el bien común y no sus deseos egoístas.

Desde este maravilloso centro de paz en este medio de Internet, que nos une y nos hace uno a los ojos del padre Dios, tenemos la certeza de alcanzar esa realidad.

>> Volver

 

¡¡Despertate!!

Es cierto que las condiciones de vida han cambiado mucho en los últimos 50 años, algunas cosas han mejorado como la salud y las comunicaciones, y otras parecen haber empeorado, como la violencia y el consumo de drogas, por mencionar solo una parte.

Pero no te dejes engañar por las apariencias: lo que está sucediendo es que nuestro planeta está llegando a un punto de inflexión en su evolución y como nosotros somos parte de él, sentimos los cambios muchas veces sin poder comprenderlos.

Seguramente has oído hablar de los niños índigos, del pasaje a la quinta dimensión, de que ha comenzado la Era de Acuario, de las Profecías Mayas, del cambio climático, de la Resonancia Schuman. Dice Juan Ángel Moliterni en su libro “La Conexión Pleyadiana”:

La Tierra está experimentando tremendos cambios mientras la Energía de Luz Fotónica de las altas cumbres baña su cuerpo con "Fuego Líquido". Ahora es el momento de ampliar la definición de lo humano, porque el planeta se está tornando global. Oriente y Occidente se están encontrando, ambos en un tercer punto, fuera de la polaridad, en el punto de SÍNTESIS. La búsqueda de la espiritualidad únicamente en los monasterios es cosa del pasado, y ha llegado el momento de que todos existamos en estados de éxtasis y dicha en la realidad ordinaria.

Estamos entrando en un nuevo sendero, donde empezamos a integrar los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro, y a armonizar y equilibrar los lados masculino y femenino, con el fin de conseguir una transformación personal y un despertar espiritual. Trabajando con las fuerzas de la naturaleza para crear armonía, tanto a un nivel microcósmico personal como a escala macrocósmica planetaria.

Todas las personas pueden ganar con este proceso si lo entienden corno un proceso de crecimiento espiritual y no como una crisis personal, de la edad, de la salud o de las relaciones. Ya es hora de que consideremos la posibilidad de que el tema de nuestra época ES la iluminación de las masas, por lo menos de la iluminación de la suficiente cantidad de gente como para formar una masa crítica importante, de manera que podamos alejarnos de los comportamientos destructivos. El salto hacia la compasión no es posible a menos que primero despertemos y luego dirijamos la energía divina, conscientemente, hacia la apertura de la rosa del corazón (el amor). Lo que resulta en una maduración dirigida conscientemente y la reducción de la perturbación personal y familiar durante el cambio y la expansión de los individuos. Por otro lado si muchas personas son capaces de crecer y expandirse con mayor facilidad y por completo, la sociedad entera mejoraría notablemente.

Por todo esto ¡¡despertate!! Comenzá a buscar dentro tuyo las razones de lo que ocurre “afuera”, no permitas que te manipulen con el miedo. En tu actitud solidaria, amorosa, en tu conciencia de Unidad, en tu crecimiento espiritual en una palabra, está la solución a los problemas que en apariencia estamos viviendo.

Se puede vibrar alto, ser feliz, ayudar y ser ayudados, aceptar y ser aceptados, comprender y ser comprendidos, perdonar y ser perdonados, agradecer y ser reconocidos.

Contá con nosotros, podemos conseguir la “masa crítica” con nuestros mejores pensamientos.

Arq. Susana Alicia Orube
Directora de “Compartir”

>> Volver

 

La Realidad, espejo de mis pensamientos

Nos llega un artículo de Eduardo Ontiveros del cual extraemos lo siguiente:

“El “otro” es mi espejo, las “circunstancias“ son mi espejo, lo que llega “causalmente” a mis pies es mi espejo, el libro que me cautivó es mi espejo, ese personaje de la vida real o de novela o de película es mi espejo, lo que me regalan es mi espejo, lo que me origina dolor, tristeza, rabia, alegría, éxtasis es mi espejo, y más sutilmente se me va develando qué es esto de mi espejo …”

El autor nos está diciendo que todo lo que nos sucede o sucede a nuestro alrededor, es un reflejo de lo que habita nuestra mente, de nuestros pensamientos, de nuestras creencias y que nunca nos hemos preguntado cómo se alojaron ahí, cómo tomaron fuerza y poder sobre nuestra realidad, nuestra existencia entera. Cuando estas ideas aparecen por primera vez solemos rechazarlas de plano. No podemos creer que uno mismo cree (de crear) situaciones dolorosas, desagradables, penosas solo porque crea (de creer) que son lo que corresponde, lo que le pasó a mi vecino, a mis parientes o lo que se merece.

Continúa diciendo Ontiveros:

Mi espejo habla de mis CREENCIAS, si se espeja robo ya sea a mí u a otro cerca de mí, es porque creo en este libreto, si se espeja dolor en mi o en otro, sea del cuerpo o del alma, es porque creo en esa idea, si se espeja amenaza o peligro en mi persona, en mi entorno, en mi país, es porque creo en este libreto, si se espeja bienestar, abundancia, prosperidad, es porque creo en eso, no es que yo soy el ladrón, el tramposo, el bondadoso, el samaritano, el sabio, el torpe, solo es mi creer, no es que sea el alcohólico, solo es que creo en el libreto de alcoholismo. VEO mis LIBRETOS, mis Sistemas de Creencias impregnadas de estados anímicos…

Porque lo CREO (de creer) lo CREO (de crear).

Veo espejadas mis creencias, mis ideas, mis emociones o sentimientos. Por eso tu que me lees, yo soy tu espejo, TU CREACION. Por eso lo que VES es el espejo de TU CREACION.

En esta mi Realidad PRESENTE, cada vez es más claro que YO SOY el CREADOR de MI REALIDAD, y si me estás leyendo, tu estás recordando cómo CREAS TU REALIDAD.”

La Metafísica, los grandes maestros: Osho, Sai Baba, Deepak Chopra, Kryon, todos adhieren a esta idea. La Biblia nos dice “Pide y se os dará” y así podemos seguir rastreando esto en los libros sagrados.

Si esto es nuevo para vos, ¿qué vas a hacer? ¿Vas a rechazarlo sin ningún tipo de análisis? ¿Vas a tratar de profundizar? Queda en vos, es tu decisión. Eso sí, tenemos que advertirte algo: si elegís el cambio estás haciéndote responsable de tu vida, de tu realidad. Ya no podrás culpar a nadie de lo malo que te suceda, ni siquiera a la suerte, pero también estarás tomando el timón del barco de tu vida y eligiendo tú destino.

¿Te podemos ayudar?

Arq. Susana Alicia Orube
Directora de “Compartir”

>> Volver

| Home | Quiénes Somos | Objetivos | Cursos y talleres | Consultas y Tratamientos | Historias para compartir | Notas | Links| Contáctenos |