» ¿Qué es TOQUE TERAPÉUTICO TRANSPERSONAL?

Duración: 9 meses

Desde épocas remotas el hombre ha sentido la necesidad de encontrar alivio a sus dolencias. Muchas veces ha dado explicaciones mágicas, por no contar con otras mejores, a las soluciones logradas por los hechiceros de la tribu que, en realidad, cuidaban celosamente sus conocimientos sobre beneficios en el uso de determinadas hierbas, por ejemplo, y que la ciencia ha ido desmitificando paulatinamente.

Algo parecido ocurre aún hoy con las técnicas energéticas de imposición de manos, donde sin la necesidad de aparatos y mucho menos de medicamentos de ningún tipo, sus efectos son notables y llamativos. Por sus características es fácil adjudicarle similitudes con los efectos de la sugestión, de la hipnosis o el carácter de hechos milagrosos o mágicos.

Pero una vez más la ciencia y en especial la Física, llega para rescatarnos de nuestra confusión: como muchas cosas inexplicables a nuestros sentidos, ya que no podemos “verlo”, la transmisión de energía con las manos tiene su explicación.

La física cuántica, a principios del siglo XX, es la que descubre los principios de la energía radiante y cómo todos los objetos, animados e inanimados, son emisores y receptores de rayos diversos. De hecho el ser humano no podría vivir sin la energía emitida por el sol, los planetas y la tierra. Es esa energía cósmica y telúrica la que utilizamos para todos los procesos orgánicos, mentales y emocionales. Además tiene que estar equilibrada y en cantidades necesarias para que podamos estar sanos en general. El pensamiento y las emociones también son una forma de energía y si son positivas nos vamos a beneficiar (nos cargamos) y si son negativas nos van a perjudicar (nos descargamos).

Según reza la ley primera de la física cuántica “la energía sigue el pensamiento” y de acuerdo a esto, el terapeuta concentra su atención, coloca sus manos a unos cm. del cuerpo de la persona en tratamiento y percibe los desequilibrios de su energía. Carga los centros desenergizados, destraba, redistribuye, limpia, logrando así armonizar las funciones orgánicas y las emociones. El bienestar y la aceleración de los procesos de curación son notables.

Haciendo un poco de historia, sabemos que en la década de los 70, la Dr. Dolores Krieger comenzó a experimentar con lo que ella denominó “Therapeutic Touch” o Toque Terapéutico, comenzando a enseñar esta técnica en 1975 en la Universidad de Nueva York, en la división de enfermería. Actualmente más de 30.000 personas practican la cura por tacto en E.E.U.U., Canadá y otros 65 países.

En muestro país la Sra. Graciela Pérez Martínez, antropóloga y profesora de yoga entre otras cosas, ha fundado la Escuela de Toque Terapéutico Transpersonal, habiendo adquirido sus fundamentos científicos en E.E.U.U. y conciliándolos con conocimientos sobre Psicología Transpersonal, Anatomía y Neurofisiología, el estudio de los vórtices de energía de acuerdo a los conceptos del Vedanta y ciertas enseñanzas de la Teoría China de los meridianos.

 

¿Cómo actúa el Toque Terapéutico Transpersonal?

Cuando alguien llega a la consulta, el terapeuta va a solicitar una serie de datos sobre su salud y sus hábitos de vida. Va a preguntar también sobre las circunstancias en las que aparecen la molestia o enfermedad. Luego va a evaluar su estado energético, va a cargar, equilibrar y armonizar. Con los datos recabados va a hacer una hipótesis sobre las causas que deterioraron su salud, informando a la persona para que trate de modificar circunstancias de vida y conductas que puedan estar perjudicándolo.

La corrección de la energía conduce al estado de armonía interior, que se reflejará en todas las áreas de la vida del individuo y, al cabo de una serie de sesiones, la estructura energética estará fortalecida y la persona se va a encaminar hacia la salud, la paz interior y el bienestar general.


Susana A. Orube.
Directora de “Compartir

| Home | Quiénes Somos | Objetivos | Cursos y talleres | Consultas y Tratamientos | Historias para compartir | Notas | Links| Contáctenos |